No importa qué tipo de traje te compres, ya sea moderno o clásico, es fundamental que aprendas cómo cuidarlo. Si lo conservas correctamente llegará a convertirse en una excelente inversión.

1. Ventila el traje antes de guardarlo

Una vez que uses tu traje, trata de eliminar los olores y el polvo que acumule. Déja airearlo en algún sitio abierto antes de guardarlo. Normalmente los trajes con calidades buenas usan textiles con fibras naturales, es bueno quitarles el polvo para que la tela mantenga sus cualidades y no se vaya desgastando.

2. Haz una pequeña limpieza antes de guardarlo

Después de haber aireado el traje, debes quitar las pelusas o pelos que se adhieren. Puedes limpiarlo con un cepillo de cerdas suaves, pero es mucho mejor si utilizas un rodillo quitapelusas. Con este cepilla de arriba hacia abajo en sentido longitudinal.

3. Llévalo a limpieza sólo si es necesario

Es mejor no exponer los ternos innecesariamente a la abrasión que tendrán en el proceso de limpieza. Por eso hay que esperar un tiempo antes de ir a una tintorería. Lo ideal es llevarlo como mucho una vez por temporada, pero esto dependerá de qué tan seguido lo uses. Llévalo si está manchado o sucio.

Cuidados de un terno fino

4. Sácalo de la cubierta plástica

Muchas veces cuando recoges el traje de la tintorería, lo entregan en un plástico. Cuando llegues a casa no lo guardes de esa manera, ya que con el tiempo el plástico suelta gases y debilita la fibras del tejido.

Para guardarlo o transportarlo es mejor hacerlo en un portatrajes. Muchos de ellos están diseñados con un material ligero que permite que la tela respire y a su vez protege del polvo.

5. Cuelga tu traje en una percha adecuada y separado de otras prendas

Cuando guardes tu traje, procura que la percha tenga volumen en los hombros para que sea lo suficientemente ancha para mantener la forma del traje. También es recomendable usar perchas de madera natural, porque ayudan a absorber la humedad del traje después de usarlo.

También sepáralo de otras prendas. Por ejemplo no cuelgues un terno sobre otro porque podrías arrugarlos o hacer que pierdan su forma.

6. Plancha con un paño, no de forma directa

Si vas a planchar tu traje, protégelo con una tela o con un paño, así evitarás los brillos. Si lo haces tu mismo, es mejor que no utilices la plancha con vapor, hazlo en seco para evitar dañar el entretelado.

7. Realiza un baño de vapor

Como cuidar un terno

Si bien te aconsejamos no planchar con vapor, esto no quiere decir que el vapor sea malo. De hecho de forma natural es bueno para las fibras de la lana, ya que necesitan humedad para conservar la elasticidad. Un baño de vapor es recomendable y lo puedes hacer en tu mismo. Cierra las ventanas y vías de ventilación de tu baño, de forma que después de una ducha aproveches el vapor para colgar tu traje en la niebla. Es muy buena práctica para hacer desaparecer las arrugas y los olores desagradables.

Cuando vayas a elegir tu traje, cuida de que los tejidos y acabados sean de calidad. A primera vista muchos pueden lucir bonitos, pero sólo los ateliers expertos tienen el cuidado del manejo de los tejidos, las costuras y todo el arte de hacer un traje elegante y con altas calidades; esto y el cuidado que le brindes posteriormente, harán que tus trajes duren mucho tiempo.

 

ALMANZA Alta Moda Masculina


Related Posts

Leave a comment